"RESCATANDO TUS TESOROS ESCONDIDOS. Profundizando en las experiencias valiosas de tu ser." - MAYO

Cada uno ha podido vivir alguna experiencia muy valiosa e importante, pero puede haber pasado desapercibida o quedado olvidada y escondida en la profundidad de su ser.

Ese tipo de experiencias pueden haber sido vivencias en una relación de afecto y de confianza que crearon un vínculo seguro, aunque fuera por un breve período de tiempo o muy espaciado en el tiempo.

Pueden haber sido atravesar por situaciones muy difíciles dentro de un entorno hostil o de mucha privación que hicieron necesario desarrollar capacidades de supervivencia que impidieron sucumbir o enfermar gravemente.

Pero también puede ser que, sin tener conciencia de nada de lo anterior, se hayan quedado por descubrir las potencialidades o las capacidades que cada uno lleva dentro de sí-mismo.

Para rescatar esas experiencias valiosas o esas capacidades por descubrir no hay otro camino que mirar dentro de ti y conectar con tu sentir y tus emociones para poder profundizar en los espacios internos a los que cada uno solo puede llegar por sí-mismo. 

A pesar de que nos podemos encontrar miedos, ansiedades y culpabilidades, que no nos dejan ir a esos tesoros internos, es posible alcanzarlos si confiamos que en el fondo de cada ser todos tenemos el mayor tesoro que podamos tener en la vida, que es la capacidad de dar y recibir amor.

Cuando recuperamos alguna vivencia en este sentido, necesitamos llevarla a la conciencia para que podamos dejar un espacio interno en el que podamos guardarla mejor, porque es algún pequeño o gran tesoro, que merece tener un lugar especial algo tan preciado de nosotros mismos.

Exploraremos en este taller, a partir del trabajo con el cuerpo y las emociones, la conexión con nuestro sentir y nuestros sentimientos, para encontrar alguna experiencia sobre la que podamos trabajar desde la conciencia y la integración de esas vivencias que hemos rescatado.   

Abierto plazo de inscripción (se hará provisionalmente una lista de personas interesadas)

"CUERPO, EMOCIÓN Y VINCULO" - Octubre-Noviembre

Habitamos nuestras vidas en un cuerpo único que nos da un sentido material, unos límites propios y una experiencia subjetiva de nuestra propia existencia. En ese cuerpo vivimos infinidad de vivencias y emociones que nuestro cerebro trata de organizar para darle un sentido. Y finalmente todo ese mundo interno de vida necesitamos compartirlo y vincularlo a personas con las que afectivamente nos sentimos unidos. Cuantas más experiencias significativas compartimos más se van creando y fortaleciendo los vínculos afectivos que tenemos. Esos vínculos pueden llegar a crear redes de afecto que nos dan seguridad afectiva y un sentido de pertenencia. Cuerpo, emoción y vínculo forman una continuidad que necesitamos cuidar y atender para una tener vida más satisfactoria.

En este taller trabajaremos con el cuerpo para percibir el espacio interno, tu sentir y la vida que tu cuerpo contiene dando unos límites a tu mundo interior. Las emociones son los afectos que se mueven dentro de tu cuerpo y te hacen sentirte vivo. Trabajaremos con las emociones que necesitan encontrar ese espacio interno para dejarlas sentir con la suficiente intensidad para poder ser toleradas y hacerlas conscientes. Y finalmente, exploraremos cómo esas emociones las encauzamos a través de los vínculos afectivos que tenemos, que son los hilos invisibles que vamos creando a lo largo de la vida y nos conectan con las personas, otros seres vivos o lugares que dan sentido a nuestras vidas porque nos ayudan a dar y recibir y a seguir creciendo.

Fechas por determinar

"FUERZA Y SENSIBILIDAD: dos cualidades necesarias para preservar tu dignidad." - En preparación

Taller en preparación

FORTALECIENDO LA CONFIANZA, RELAJANDO EL MIEDO - Taller realizado - 9 MARZO 2019

El miedo produce el efecto contrario a la confianza, nos genera inseguridad, falta de autoestima y nos hace traicionarnos a nosotros mismos, pero el miedo es una emoción clave en los procesos de cambio porque para cambiar necesitamos relajar nuestros miedos. Si “saltamos” por encima del miedo no resolvemos el problema, simplemente lo aplazamos y lo dejamos pendiente.

El miedo y la confianza son dos procesos opuestos e interconectados. El miedo es una emoción con una función protectora que a nivel evolutivo se ha desarrollado para ayudarnos a sobrevivir a los peligros y amenazas de la vida, por eso es un movimiento interno de cierre y contracción para proteger lo que está en el centro, lo esencial, lo vital. Cuando el peligro desaparece, el miedo se relaja y se vuelve a la normalidad, pero si el miedo se ha quedado “instalado” dentro de nosotros por alguna experiencia no resuelta, entonces el miedo permanece “activo”, va generando una continua desconfianza hacia nosotros mismos y el entorno, y parte de nuestra vida interna se queda paralizada. La confianza en cambio, es un movimiento de apertura y de expansión, que puede percibirse en forma de sensación o actitud, y ayuda a crear conexiones internas y con personas de nuestro entorno para desarrollar nuestras capacidades y talentos.

El proceso de cambio se facilita cuando se empiezan a aceptar nuestros miedos, tomar conciencia de los sentimientos que han protegido el miedo, e ir encontrando salidas para que esos sentimientos puedan sentirse, expresarse e integrarse de un modo consciente dentro de un espacio y relación segura. Al relajarse el miedo se produce un movimiento de apertura que abre el camino a la confianza porque podemos empezar a “fiarnos” más de lo que sentimos, comprender mejor lo que somos e ir en busca de aquello que de verdad necesitamos o queremos.

En este taller trabajaremos sobre los miedos de cada uno a partir del trabajo con el cuerpo y desde la experiencia vivencial:

  • Localizando nuestros miedos en el cuerpo y haciendo conscientes las manifestaciones del miedo a nivel corporal, energético, psicológico y relacional
  • Identificando y haciendo conscientes nuestros miedos con palabras o imágenes
  • Profundizando sobre el origen y la función de protección que han cumplido
  • Relajando los miedos, las defensas y los sentimientos que protegen el miedo: creando la conexión y el contacto que faltó
  • Encontrando la confianza: creando un espacio interno seguro y de relación con el otro que nos ayude a “fiarnos” de nosotros mismos y a afirmar nuestra propia individualidad